Tendencias gastronómicas para 2020

Llega un nuevo año y, con ello, nuevas tendencias a tener en cuenta a lo largo de los 366 días de este 2020. Con el paso del tiempo, las motivaciones y preferencias de los consumidores van cambiando, así como también las necesidades del conjunto del planeta. Así pues, la restauración y la hostelería intentarán satisfacer las demandas del consumo, a la vez que integrarán transformaciones para que el sector colabore y participe activamente en alguno de las problemáticas sociales.

 

Cocina sostenible

Es una realidad el hecho que nos encontramos en un momento clave para luchar contra el cambio climático. Cada día que pasa la situación es de mayor urgencia y, por este motivo, muchos sectores económicos se han puesto las pilas para tratar de poner remedio. Asimismo, el mensaje ha llegado a la población, consciente del problema y cada vez más convencida de adoptar otros hábitos de consumo. 

En esta línea, el sector gastronómico para este 2020 ofrecerá mucha más oferta en productos veganos y vegetarianos; adoptará medidas claras para reducir el derroche alimentario; intentará ahorrar agua y evitar el uso de materiales como el plástico; y fomentará todas las acciones con fines sociales

 

Vuelve la cocina de siempre

Es verdad que la cocina tradicional, también conocida como la de nuestros abuelos y abuelas, nunca ha sido olvidada del panorama gastronómico. Pero este año “la cocina de siempre” promete ser una de las grandes triunfadoras. La tortilla de patatas, los estofados, los salteados, la samfaina, los cocidos, las croquetas y las albóndigas van a extenderse por los restaurantes y, sin duda, serán una apuesta fiable y ganadora.

 

Apuesta por la calidad

Nuestra sociedad vive en un mundo lleno de información que crece sin parar. Gracias a la tecnología y con ella, las redes sociales e internet, las personas pueden informarse en cualquier hora y en cualquier sitio. Esto quiere decir que la sociedad está adquiriendo esta necesidad de saber qué compra antes de comprar, especialmente las generaciones más jóvenes, como los millennials o la Generación Z

Así pues, apostar por la calidad en nuestro restaurante u hotel es vital para atraer a nuevos clientes e intentar que los antiguos repitan. Una buena calidad de la materia prima, la atención al cliente, el resultado del producto final y la experiencia que creamos para nuestros clientes en nuestro negocio resultará indispensable para fidelizar y crecer.